Mi hijo ronca mucho ¿Qué puedo hacer?

Mi hijo ronca mucho ¿Qué puedo hacer?
Puntúa este Articulo

Los ronquidos son un problema persistente en la vida cotidiana de las personas. No se consideran como un problema grave de salud, pero son sin duda, una señal de alerta, de que algo no funciona del todo bien con nuestro organismo.

Adicionalmente, este problema personal también equivale a problemas sociales.

Desde luego el gran problema que representan los sonidos fuertes de nuestros ronquidos para la vida cotidiana, se encuentra en el hecho de que compartir habitación puede llegar a ser una tortura para las personas que nos rodean.

Lo que puede afectar seriamente nuestras relaciones sociales, familiares o en pareja.

Ronquidos fuertes en los niños: Un problema de especial magnitud

Si bien la presencia de los ronquidos es cada vez más recurrente en los adultos, como resultado de una vida poco saludable, la aparición de ronquidos en los niños es otra historia.

 niños que roncan

A esa edad, el  ronquido debería ser prácticamente inexistente para nuestros hijos, por lo que su aparición repentina puede significar un problema serio para la salud.

Para empezar, cuando un niño ronca demasiado, eso ya implica que el niño no está descansando lo suficientemente bien, por lo que si esta situación se extiende, es de suma importancia buscarle una solución, ya sea acudiendo al médico pediatra o también al otorrinolaringólogo.

La importancia de los ronquidos en la salud de nuestros hijos

La razón de atender los ronquidos a la brevedad es que los niños no pueden pasar demasiado tiempo sin un adecuado descanso, porque durante esta etapa, las horas de sueño son fundamentales para asegurar un crecimiento equilibrado y un funcionamiento cognitivo, elementos esenciales para su desarrollo.

Al respecto, los padres de familia suelen preguntarse cómo afectan los ronquidos a sus hijos, por qué les provoca un descanso ineficaz, y qué consecuencias pueden generar este tipo de trastornos para el futuro desarrollo del chico.

Para dar respuesta a esta inquietud general, vamos a repasar algunas de las principales consecuencias del descanso deficiente por la presencia de ronquidos.

niños roncando

  1. Los problemas de una mala respiración:

Para empezar, hay que indicar que la aparición de ronquidos en los niños, es sinónimo de problemas respiratorios nocturnos, que pueden ser ocasionados por diversas causas, como enfermedades respiratorias o hasta algo tan simple como una mala postura al dormir.

Aunque sea difícil de creer, la respiración es fundamental para el crecimiento. La mala respiración, sobre todo durante el sueño, puede causar retrasos en el crecimiento de los niños, pero también dificultades cognitivas, como resultado de la falta de oxígeno en el cerebro.

Los problemas cognitivos se derivan a su vez, en dificultades de atención en nuestros hijos, lo que naturalmente repercute en bajos niveles de escolaridad y aprendizaje.

Por otra parte, la persistencia de los ronquidos también puede indicar problemas de mayor seriedad, como el padecimiento de “pecho hundido”

  • “Pecho hundido”

También conocido como pectus excavatum, el problema de pecho hundido es un padecimiento que nos indica que el pecho del niño comienza a hundirse en el esternón, como resultado de la dificultad que el niño tiene para respirar, lo cual tiene mucha relación con los fuertes ronquidos que afectan el sueño de nuestros hijos.

¿Cómo tratar los ronquidos de mi hijo?

Cuando los padres detectan problemas respiratorios en sus hijos, como la persistencia de los ronquidos fuertes, lo más recomendable es acudir a la opinión profesional de un médico familiar, quien revisará el historial de los niños y determinará, de acuerdo a su experiencia, el mejor tratamiento a seguir.

Usualmente, los problemas que se revisan más a fondo tienen que ver con el agrandamiento de las amígdalas, y adenoides, lo cual puede requerir cirugía.

Otra posibilidad que se toma en cuenta, es revisar que el chico no sea alérgico a ciertas sustancias en el ambiente.

Dependiendo de lo que causa los ronquidos de nuestros hijos, los pediatras especializados determinarán la cura de los mismos.

Si el  problema requiere cirugía, los ronquidos tendrán que desaparecer de forma inmediata. Si se trata de un problema de alergias, los tratamientos suelen tomar más tiempo.

¿Cual es la gravedad de la aparición de ronquidos fuertes en nuestros hijos?

Al respecto, para calmar la preocupación de los padres, los especialistas indican que en ninguno de los casos se trata de una enfermedad grave.

Lo que sí es muy importante, es que los ronquidos en los niños no se dejen al azar, y que si nuestros hijos presentan este problema, debemos atenderlos a la brevedad.

Como en muchos otros casos de este tipo, lo esencial es no dejar el asunto en el olvido, pues como dice uno de los mejores consejos de los especialistas al respecto:

“No es un problema para preocuparse, sino que es un problema para ocuparse”.

En resumen, lo esencial es atender el problema y no dejarlo a la decidía.

Si te gustó, ¡ Compártelo !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja un comentario