Aprenda estos 5 trucos caseros para Dejar de Roncar

Aprenda estos 5 trucos caseros para Dejar de Roncar
Puntúa este Articulo

Los molestos y persistentes ronquidos pueden llegar a ser uno de los padecimientos más severos que afectan a millones de personas alrededor del mundo.

Aunque no es para muchos un tema de prioridad médica, lo cierto es que sí debería serlo, pues la aparición de los ronquidos puede afectar severamente nuestra calidad de vida en lo general. Así como también el sueño de nuestra pareja o las personas con quienes compartimos habitación.

Para aquellos que sufren de este molesto y persistente problema.

A continuación se recomiendan cinco trucos caseros con los que se puede reducir notablemente los ronquidos en la vida cotidiana.

trucos para no roncar

Miel para Eliminar o Suavizar los Ronquidos

La miel es reconocida por sus múltiples efectos benéficos sobre la salud de nuestro organismo, siendo uno de los más apreciados, su poderoso efecto expectorante.

De esta forma, el consumo de miel nos ayuda a eliminar flemas, por lo que además es muy útil para controlar todo tipo de infecciones en la garganta, disminuyendo la irritación. Y por lo tanto, combatiendo uno de los principales factores que pueden originar la presencia de ronquidos.

La mejor forma de consumir este producto para reducir nuestro malestar de ronquidos, es con la preparación de infusiones.

Por ejemplo, una de las más recomendadas es hacer gárgaras con un poco de té tibio de hojas de frambuesa, con dos cucharadas de miel en media taza de agua.

Uso de Menta y Eucalipto para Abrir las Vías Respiratorias

No solo la miel es conocida por sus efectos expectorantes, pues en esta categoría también entran la menta y el eucalipto, plantas que además de ser muy útiles para abrir las vías respiratorias, son excelentes remedios para suavizar la garganta.

La mejor forma de aprovechar sus efectos relajantes, es mediante su mezcla en aceites esenciales, en partes iguales con un poco de agua y posteriormente rociarlos sobre la cabecera de la cama antes de ir a dormir.

También es muy recomendable hacer vapores con estos productos, especialmente con el eucalipto, pues sus propiedades antisépticas resultan ideales para limpiar el aire contra posibles gérmenes, bacterias o microorganismos dañinos.

Llevar a Cabo una Dieta Saludable

Sin duda, una de las recomendaciones médicas extendidas de forma universal es la de una dieta saludable y equilibrada, no solo  mediante el ejercicio y el buen comer, sino también mediante hábitos equilibrados en la vida diaria.

Por ejemplo, uno de los más importantes, y que pueden incidir en la aparición de ronquidos es el consumo elevado de alcohol.

Al respecto, para no presentar estos problemas, se recomienda evitar el consumo de alcohol durante al menos 4 horas antes de dormir.

De igual modo, también puede ser muy útil evitar comidas pesadas unas tres horas antes de ir a la cama.

También recomendamos evitar en lo posible el consumo de pastillas para dormir o antihistamínicos, pues esto impide el desarrollo de un sueño natural y más reparador, lo que se traduce en un aumento considerable de los ronquidos.

Consumir lácteos durante la noche también puede provocar el aumento de la mucosidad, lo que desde luego puede estar repercutiendo directamente en el aumento de alergias y ronquidos.

Aceite de Oliva un aliado para Dejar de Roncar

El aceite de oliva es otro producto muy recomendado para padecimientos como los ronquidos.

Una de las mejores formas de utilizarlo para la solución de este problema, es mezclando el aceite de oliva con unos 50 gramos de ruda, colocados en un recipiente de agua y sellado herméticamente.

La mezcla resultante se debe conservar cerrada durante un lapso aproximado de dos semanas.

Posteriormente, se puede aplicar los lados de la nariz, así como en la nuca y en el cuello antes de dormir. Sus efectos podrán sentirse casi de forma inmediata.

Dormir de Lado es la Mejor Postura para No Roncar

Está comprobado científicamente que las diversas posturas que uno adopta para ir a dormir influyen notablemente en la capacidad para tener un sueño reparador y relajante, lo cual se puede sentir a la mañana siguiente.

En ese sentido, uno de los beneficios que podemos ganar al dormir en la postura correcta, es la desaparición de los ronquidos. Es decir, dormir del lado izquierdo ha sido comprobado mediante diversas investigaciones, que es la mejor posición para la salud de nuestro organismo.

Por lo tanto, para dejar de presentar los molestos ronquidos, la posición de lado resulta una postura ideal para el cuidado de nuestra columna vertebral y del cuello. Lo cual es desde luego muy eficaz para reducir la presencia de ronquidos.

Es posible dejar los ronquidos y tener noches silenciosas y placidas de buen sueño, si quiere saber como yo lo logré entonces da click aquí.

Si te gustó, ¡ Compártelo !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest